.................................................

 

   

SE COLOCARÁ EN LA ESTACIÓN DE SUBTE RÍO DE JANEIRO a tres años de su asesinato

Placa por Marielle Franco

14/03/2021 - La Legislatura Porteña aprobó el proyecto presentando por la diputada Maru Bielli que fue trabajado junto al colectivo Passarinho. La norma establece la colocación de una placa homenaje en la estación Río de Janeiro del Subte A en recuerdo de Marielle Franco, Concejala de Rio de Janeiro, defensora de los derechos humanos y de la comunidad LGBTIQ+, asesinada el 14 de marzo de 2018. El asesinato de Marielle quiso ser un mensaje de “restauración del orden”. Un orden donde las mujeres negras, de las favelas, no ocupan espacios de poder. Pero no pudieron. Pese a los grupos paramilitares y a la presencia de ex agentes de seguridad en cargos políticos.

 

EMBLEMA DEL BARRIO
PARQUE AVELLANEDA

Nombre dado por Ordenanza N° 26.607, Boletín Municipal 14.288 del 04/05/1972.

Límites: Av. Juan B. Alberdi, Escalada, Av. Castañares, Lacarra, Av Tte. Gral. Luis J. Dellepiane, Portela, Av. Directorio y Mariano Acosta.

Población total: 54.191

Hombres: 25.484

Mujeres: 28.707

Superficie: 5,1 Km2

Densidad poblacional: 10.614 Hab/km2

(Censo del 1º de julio de 2001 )

 
   

"Creyeron que la mataron y en realidad Marielle era semilla", dijo la legisladora Maru Bielli en la sesión que concluyó con la aprobación del proyecto. “Celebramos que se haya aprobado el Proyecto para colocar una placa en memoria de Marielle Franco. Nombrar a Marielle, hacerla presente en la legislatura, en nuestras acciones, continuar su lucha, es nuestra respuesta política", agregó la Legisladora.

En los fundamentos del proyecto podemos leer:

El 14 de marzo del corriente se cumplen tres años del asesinato de Marielle Franco, Concejala de Rio de Janeiro por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Los indicios y el contexto permiten calificar como un crimen político; un crimen de odio, planificado por sectores conservadores de las fuerzas de seguridad (de la policía e inclusive del Ejército). Motivado tanto por razones políticas, con el objetivo de promover un endurecimiento del régimen instaurado tras el golpe parlamentario de 2016, como por el hecho de que Marielle representaba todo aquello que estos sectores denostan: mujer, feminista, lesbiana, negra, favelada, socialista, activista de derechos humanos. No resulta menor destacar que como política brasileña, ocupaba la banca de concejala en representación de los/as 46.000 cariocas que la votaron, y que había osado quebrar la regla que dice que "esa clase de personas", en Brasil, no puede disputar el poder.

Marielle Franco se recibió de Socióloga en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, donde logró ser becada. Había sólo dos alumnas negras (en un país donde el 54,9% de las personas se reconocen como negras y pardas). Luego hizo un máster en Administración Pública. Su tesis, “UPP: el reducir la favela a tres letras”, analiza las problemáticas de las Unidades Policiales de Pacificación instaladas en las comunidades desde el 2008. Fue profesora, trabajó en el Centro de Acciones Solidarias de Maré (CEASM) y la Brasil Foundation. Afiliada al Partido Socialismo y Libertad (PSOL), coordinó la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos y la Ciudadanía de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

   
   

   
   

Solo en Brasil, las cifras son contundentes: un promedio de 75 activistas de derechos humanos y ambientales mueren por año en el país. Cerca de 40 concejales e intendentes o ex intendentes fueron asesinados en todo el territorio nacional el mismo año que mataron a Marielle. En la campaña para las elecciones de 2018 (en las que ella esperaba presentarse para el cargo de vicegobernadora) 79 candidatos fueron asesinados. 

Treinta y seis meses desde que una mujer negra nacida y criada en una de las favelas más grandes de Río de Janeiro, fue asesinada cuando volvía de una actividad política. Junto a ella fue asesinado, también, el conductor del auto en el que viajaban, Anderson Pedro Gomes. En un contexto de creciente violencia política, la investigación del asesinato revela una trama de complicidad entre la clase política y los grupos paramilitares que involucran incluso a la familia presidencial. El asesinato de Marielle expresa el nivel de crueldad que admiten hoy las democracias en la región. Sus investigaciones e intervenciones políticas ofrecen claves para contrarrestar la ofensiva de la derecha. 

Desde entonces, el movimiento que exige justicia no paró de crecer. Ganó las calles de Brasil, de Argentina y de muchas ciudades alrededor del mundo. Una lucha incansable que recibió la adhesión de un amplio conjunto de organizaciones y movimientos sociales y que reclama la elucidación del crimen por el Estado brasileño y la responsabilidad de los culpables. La detención de dos personas en 2019, ha sido un importante avance en la investigación, pero la pregunta ¿quién la mandó a matar? sigue sin respuesta y el caso se ha convertido en un ejemplo de la impunidad de la violencia contra los defensores y defensoras de los derechos humanos en Brasil y Latinoamérica. 

Contra la guerra, Marielle propone la lógica de la política, la política que se organiza en la comunidad, donde las vidas existen e importan; la política que construye una voz pública sobre la ciudad que investiga, que denuncia, que interpela. La lucha de Marielle Franco no fue en vano; en la noche del 14 de marzo de 2018, ella se convirtió en la personificación de la lucha socialista, feminista, antirracista, contra la opresión racial y lgtbfobica, un símbolo de resistencia. La enorme movilización de repudio que generó su asesinato hizo que se convirtiera en un símbolo de lucha dentro y fuera de Brasil. 

Ella sumaba cuerpo, palabra y acción. Justicia por Marielle es combatir activamente el racismo; es tomar consciencia de la invisibilización y discriminación de las poblaciones racializadas en toda Latinoamérica; es denunciar el gatillo fácil en las Villas y el genocidio del pueblo negro. Florecer por Marielle es hacer propia la lucha por la diversidad sexual y de género. Es comprender profundamente que, sin un feminismo que incluya a todas y todes, no hay justicia social. Es mirar hacia dentro de los mismos movimientos para identificar cómo destruir muros y construir puentes hacia otras luchas. Marielle sigue presente y su voz es cada vez más fuerte. Mientras ella sea una semilla viva que florezca, los predicadores del odio no tendrán paz. Exigimos saber quiénes son los responsables por el asesinato de Marielle y Anderson. Justicia para Marielle se ha convertido en un movimiento social que ha integrado otros movimientos que reflejan la identidad y acción profundamente interseccional: mujer, negra, lesbiana, favelada, académica, madre soltera. Ella es una figura de resistencia transnacional. 

Buenos Aires ha sido una de las más importantes capitales en el mundo a unirse en las calles y hermanados en la lucha para exigir respuestas frente a la barbarie y la impunidad en nuestra región. La construcción colectiva y de solidaridad, por la memoria y justicia por Marielle en esos tres años permitió que la presión y denuncia internacional fortaleciera el movimiento exigiendo respuesta para la pregunta: ¿Quién la mandó a matar? 

Carlos Davis

Fuente: Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires

   
 

........   ....   

 
 

Estadísticas & Visitantes

Editor - Responsable: Carlos Davis
Humboldt 1911 - CABA - Cel: 15-4170-8400 - email: codavis@parqueavellanedaweb.com.ar

Inscripto en la Dirección Nacional del Derecho de Autor:
RL-2021-66361661-APN-DNDA#MJ

Visitas durante el año 2021

web analytics

Facebook de Parque Avellaneda Web

ESTADÍSTICAS
 & VISITANTES

 VISITE NUESTRA
FANPAGE DE FACEBOOK